sábado, 16 de julio de 2016

"A la orilla de un río, yo me voy solo y aumento la corriente con lo que lloro..." 16 de julio de 2016 Concurso de Livianas

                                             CONCURSO DE CANTE POR LIVIANAS




Después de ocho años la Peña Flamenca Canalejas de Puerto Real ha vuelto a organizar su tradicional concurso de cante por Livianas, ocho años que diversos imperativos han impedido el recuerdo de este arriero cante en la localidad puertorrealeña.
Pero ha merecido la pena y el esfuerzo de la sociedad flamenca de la localidad de la bahía gaditana, se ha visto compensada con la participación de cuarenta y dos cantaores /as que han defendido durante catorce eliminatorias este flamenco y arriero palo de la Liviana.
A la orilla de un río
yo me voy solo
y aumento la corriente
con lo que lloro.

Por ello la afición recuerda, ahora con la alegría de haberse conseguido el objetivo de rescatar "su Concurso" lo sucedido años atrás, allá por el 1.977
cuando "en una magnífica noche de verano como la del 3 de septiembre de 1977, nos vino a Puerto Real los inicios de lo que con el tiempo se normalizaría en nuestro pueblo como la actividad flamenca que  el verano de Puerto Real necesitaba,  El Concurso de Cantes por Livianas.
Ya llevaban tiempo los buenos aficionados de Puerto Real deseando  organizar un evento que se recordara con el tiempo en la localidad y del que sentirse orgulloso. Y a fe que lo consiguieron, pues tras los pasos de las Fiestas Flamencas  del Cante de los Puertos de nuestros vecinos portuenses o los iniciales concurso del cante por Peteneras tan apreciado por la afición puertorrealeña, consiguieron poner en el calendario del verano flamenco al Concurso de cantes por Livianas.
La Liviana es un cante del que todos los estudiosos dicen que ofrece una teoría por su nombre y otra por su probable origen ya que se le llama liviano al asno que va delante en la punta dirigiendo la recua por lo que dicen que es un cante que proviene de una toná propia de los arrieros, haciendo referencias sus abundantes letras que le aluden.
      "¿De quién son esos machos
                  con tanta sea?
                  Son de Pedro Lacambra.
                  Va pa Gilena."

Otra opinión sobre el origen de este palo flamenco es el de identificar la palabra liviana con liviano o suave por lo que se trataría de una especie de seguiriya de alivio, suave como para aliviarse el cantaor.
El gran flamencólogo Ricardo Molina habla de la procedencia gitana de este cante dando tres tipos de liviana, dos con aproximación a la serrana y la interpreta con maestría Pepe el de la Matrona y una, la más difícil y quizá la más antigua, que la emparenta con una antigua toná de la que toma el nombre y que se cantaba desde la época de tío Luis el de la Juliana o el Fillo y que es la Toná-liviana o toná y liviana que tan genialmente ha recopilado e interpretado Antonio Mairena, verdadero y casi único impulsor  de este cante con peligro de extinción.
 La Liviana que corresponde a las teorías que interpreta Pepe el de la Matrona suelen cantarse a modo de " salía" (se denomina salir por Liviana y suelen cantarse para acompañar en su salida a la Serrana, con la que está tremendamente emparentada) mientras que la Toná y Liviana, teoría que según Caballero Bonall corresponde a una antigua y difícil de demostrar forma compuesta, se canta en solitario ya que el cante en sí lleva la toná como macho de la propia Liviana y a ésta como introducción de la toná.
La métrica de la Liviana es de cuatro versos: de siete (heptasílabo) y en blanco el primero y el tercero, pentasílabo y con la rima asonante el segundo y el cuarto."
        "Por esa vereíta
           en que mal hora
           tuvimos que encontrarnos
                                   los dos a sola."

Treinta y nueve años después, ya rescatado el Concurso se celebró en la Caseta Municipal  de Puerto Real la Gran Final de XXXIII Concurso de Cante por Livianas con la participación de Aroa del Puerto de Santa María (ganadora del primero premio), Antonio Ortega de Mairena del Alcor (segundo premio) y Francisco Moya "KiKi de Castiblanco" ganador del tercer galardón de este renacido Concurso de Cantes por Livianas.
Artistas estos que consiguieron el pase  a la final tras competir y sus eliminatorias con otros cuarentas participantes.
Además de los mencionados también participaron como invitados los ganadores del Cante Libre, Evaristo Cuevas con su Taranta de Linares y Rocío Fantoba con su mejor cante local por Livianas.
En el fin de fiesta destacaron Antonio Puerto, Pilar Villar, Niño La Leo, La Gineta, Selu del Puerto, el baile de María Poquet y su grupo y la figura estelar de Miguel Flores El Capullo de Jerez.
Una magnífica noche como aquella de septiembre de 1977 que la afición puertorrealeña y los visitantes a nuestro evento recordaran como nuestro tradicional encuentro con el verano puertorrealeño con el flamenco.