miércoles, 15 de junio de 2016

16 de junio de 2016 Entrega nº 190 (LA VIDALITA)




Vidalita
Con el nombre de Vidalita  nombramos a un palo del cante flamenco, que se encuadran en el llamado cantes de ida y vuelta ( al maestro Juanito Valderrama le gustaba llamarlo Cantes de vueltas), hermanos por lo tanto de La Guajira, La Milonga…, emparentados por  tanto  con el folclore sudamericano.

El origen y procedencia de la música hispanoamericana la encontramos en una canción popular típica zona argentina del Río der La Plata y del sur de la cordillera andina.
 A modo de estribillo se emplea la palabra de Vidalita mientras se desarrolla la canción netamente melancólica.

                                                El pensante me amoraste
                                               en lo mejor de mi vida,
                                               dejándome el alma herida
                                               y espinas en el corazón;
                                               sabiendo que te quería
                                               que vos eras mi alegría
                                               y mi sueño abrasador;
                                               para mí ya no hay consuelo,
                                               y por eso me encordelo,
                                               pa olvidarme de tu amor.


Quizá por su parecido con  la milonga ha sido  confundida  a menudo con este palo hermano pero el cante de la Vidalita tiene su personalidad aunque ha sido poco grabada por los grandes artistas, encontramos grabaciones de Manuel Vallejo con la letra que anteriormente  se indica.

 Según el estudioso José Blás Vega, fue Manuel Escacena el intérprete que popularizó  al igual que los otros estilos de ida y vuelta el cante de la Vidalita, su copla está  formada por estrofas de cuatro versos octosílabos con temas normalmente de desamor, desengaño y triste al igual que el ritmo lento de su música.