jueves, 26 de mayo de 2016

Entrega nº 187 "Por Tientos"



Tientos

Los tientos tienen el mismo compás que el tango de quien se dice procede pero algo más lento en su compás. En realidad se dice que el tiento es un tango lento o como dice el maestro Manuel Torre un " tango parao”. El nombre de tiento se debe posiblemente a una letra que tal vez se cantara a ritmo de tango lento y que se popularizó con el nombre de " El tango de los tientos ":
                              " Me tiraste varios tientos
                                         por ver si me blandeaba
                                         y me encontraste más firme
                                        que las murallas del alba ".

La inmensa mayoría de los buenos conocedores coinciden en señalar como creador del cante por tientos al genial gitano de Cádiz Enrique el Mellizo, siendo el Marruro otro de los primeros especialista.
De Enrique el Mellizo tomó la herencia Manuel Torre quien lo engrandeció con su inspiración personal, situando esta línea  con Pastora Pavón " La Niña de los Peines " cantaora dominadora de todas las variantes de este cante.
Otros cantaores que dominaron los tientos fueron Don Antonio Chacón, Aurelio Sellés, Manolo Vargas, Pepe el de la Matrona, Bernardo el de los Lobitos, Manolo Caracol, Antonio Mairena, Fernando Terremoto de Jerez, Gabriel Moreno, Enrique Morente, encontrándose en la actualidad  grandes cantaores de este palo como son el mairenero Calixto Sánchez, José Meneses...

Además del tiento como cante del grupo del tango, muchos cantaores interpretan el llamado tiento-tango que no es otro sino el rematar el tiento con unos tercios de su cante origen, el tango.
                               "¿Qué pájaro será aquél
                                           que canta a la verde oliva ?
                                          Anda y dile que se calle
                                          que su cante me lastima".
                                          (Tiento de Chacón)

                               "De cal y canto y arena
                                         he mandaíto hacer una fuente,
                                         para que beba mi serrana
                                         agua de la fuente nueva."     
                                      "Yo a tí te pondría
                                        un puente pa que pasara
                                        de tu casita a la mía."
                                      (Tientos de Cádiz de Aurelio Sellés)

En estos tientos se aprecian además de la estrofa de cuatro versos romanceados, el repetido otras veces terceto para rematar este cante.
Además de estos tientos de Cádiz de Aurelio es interesante destacar otros tientos de Cádiz cantados por el gaditanísimo cantaor Manolo Vargas:
                               "Ya te he dicho que a mare
                                         la tienes que venerar
                                         como a la Virgen del Carmen
                                         que está puesta en el altar."
                                       "Tiene mi serrana
                                         la carita como una rosa
                                         cuando se levanta por la mañana. "
                                        (Manolo Vargas)

                               "Quién tiene pena no duerme
                                         y yo siempre estoy durmiendo,
                                         con esto camelo yo decirte,
                                         serranita, que no te quiero."

                                       "No te pongas colorá,
                                         no te pongas de tantos colores
                                         que me haces prevelicar."
                                        (Tientos de Frijones de Jerez)

                                  "La barca de mis amores
                                         ya no le teme a los temporales,
                                         que lleva de marineros  
                                         a los ojitos de mi mare."
                                         (Tiento Caracolero)